ELEGIR Y SER ELEGIDO

FacebookTwitterShare

La vida en comunidad es necesaria y desde los primeros años de escolaridad es
importante fomentar el respeto por si mismo y por el otro en el marco de una convivencia
sana y respetuosa. Por tal motivo, el área de sociales, ética y religión de la sede B
jornada tarde propuso una serie de actividades encaminadas a la elección de sus
representantes y al personerito de la sede con el fin de fortalecer la pedagogía del buen
trato, la conciencia ciudadana, la importancia de trabajar por el bien común y el respeto
por la diferencia.


Este proceso permite realizar campañas electorales, analizar los pro y contra de las
propuestas, y realizar una toma de decisiones en beneficio de los miembros de la
comunidad educativa. Por tanto, El ejercicio del Gobierno Escolar a este nivel fortalece la
participación y la responsabilidad democrática, desarrollando las competencias
ciudadanas tales como la convivencia pacífica, la participación, la pluralidad, la identidad y
el respeto por las normas.


Los estudiantes viven este proceso electoral de forma real en el que hacen efectivo su
derecho al voto. Lo que les facilita poner en contexto una elección democrática, tomando
conciencia de la importancia de valorar el trabajo de sus compañeros y compañeras
además, de la responsabilidad social que implica. Los representantes y la personerita
asumen en un acto de posesión formal y simbólico los cargos con el debido respeto que
los mismos ameritan, contando con el apoyo de sus compañeros y la guía de sus
maestros.


En definitiva, Participar en la elección del gobierno escolar es una oportunidad para
formar a nuestros estudiantes en valores democráticos comprendiendo el deber ser de la
política para una sociedad más consciente de su poder electoral y elegir apropiadamente
a sus representantes, ya que en un futuro próximo serán ellos los ciudadanos que podrán
preferir personas idóneas que representen los destinos de nuestro país en forma correcta
y en beneficio de todos los ciudadanos.